Enfoque

Ninguna de las imágenes presentadas fue puesta en escena, y en consecuencia a menudo debí dar prueba de paciencia para esperar el buen momento …

 

En mi trabajo de fotógrafo privilegio siempre " sobre el vivo ", razón para la cual tengo constantement mi aparato en la mano cuando estoy en caza para tratar de estar dispuesta siempre a captar el gesto, la expresión, el movimiento, la situación …

 

Sin embargo a pesar de esa atención permanente, no sabré decir el número de fotos que fallé porque no era bastante rápida, porque el momento fue demasiado fugaz o porque no me atreví.

 

Hasta me ocurre pensar que mis fotos más bellas son aquellas que no hice, porque no se fotografia todo, porque la cámara de fotos puede ser indiscreta, inquisidora, intrusive, y también porque a veces vale más posarla.

 

En la medida de lo posible como fotografio siempre sin flash, prefiriendo la luz natural aunque puede ser excesiva o insuficiente, trato de hacerme olvidar, porque estoy convencida que una imagen es buena cuando se olvida al fotógrafo.

 

Hacerme olvidar por cierto, pero sin perder de vista jamás mi objetivo que es restituir lo mejor posible la realidad, ningunos retoques digitales en consecuencia, otros que los que un ampliador argéntico habría autorizado. A saber recadrages cuando la toma fue un poco acrobática, un poco de contraste y la conversión de una foto en blanco y negro porque así es como la ví sacándola.

 

Para decirlo todo, la técnica me joroba, entonces prefiero producir imágenes simples y sin artificios. Justo imágenes que dan a ver, a sentir, a probar, a reírse, a descubrir sin filtro, sin pausa ni coartada artística.

 

Sin intellectualisación, sin efectos, sin distorsión, sin hasta de estas ligerezas "artísticas" tan tendencia pero que no permiten ninguna identificación de lugar ni de momento, y que devuelven las fotos finalmente ilegibles para las y los que las miran.